Apuntes sobre El lado luminoso de la vida

Ocho ideas a partir de la película candidata al Oscar.

Por PZ.

1. Primero: juicio y castigo al titulador de las películas en Latinoamérica. Después de ponerle Una aventura extraordinaria a Life of Pi, ahora le endosa un montypythiano El lado luminoso de la vida a Silver Linings Playbook.

2. En vacaciones escuché a Nora Lafont (para mí siempre fue Nora Plafond) encantada —así: encantada— con la película, lo que encendió una señal de alarma. Pero Lafont se complicó tanto el resumen que casi no entendí de qué iba.

3. Históricamente la entrada de cine cuesta 7 dólares. Ayer pagué cada una $43, es decir que el dólar está aproximadamente a $6.15.

4. Así como Carlos Gamerro dice que hay dos clases de barroco —a nivel de texto y a nivel de argumento—, podría decirse que hay dos clases de novelas románticas: las que se desarrollan a nivel de trama y a nivel de personajes. El lado luminoso de la vida es de las segundas.

5. Porque El lado luminoso de la vida, aunque disfuncional, es una comedia romántica que sigue un desarrollo clásico: chico conoce a chica, chica lo persigue, chico está enamorado de otra, al final hay un baile. El tema es que chico, Patrick (Bradley Cooper: Qué pasó ayer, Sin límites), estuvo ocho meses internado porque es bipolar y un día que volvía del trabajo encontró a su mujer en la ducha con otro y a ese otro casi lo mata a golpes. Y chica, Tiffany (Jennifer Lawrence: Mystique en X-men: primera generación), es una jovencísima viuda maníaco depresiva que se acuesta con quien se le cruza. Y luego está el padre de Patrick (Robert De Niro), apostador y con trastorno obsesivo compulsivo.

6. La película podría ser una mirada sobre cómo la sociedad estadounidense no se hace cargo de la crisis económica de 2008 (tan bien retratada por Paul Auster en Sunset Park donde hace confluir El gran Gatsby e Historia de dos ciudades), pero se queda en la superficie. En Hollywood ya no hay lugar para Gente como uno. Hay que recuperar el american dream: también los bipolares, los depresivos y los obsesivos compulsivos pueden ser parte.

7. El lado luminoso de la vida es una película pasajera, pero efectiva. Es divertida. Como le dice el ladrón en la cruz a Brian: “¿Qué tienes para perder? Vienes con nada, te vas con nada.”

8. Always look on the bright side of life:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>